Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

8 mitos sobre la infidelidad descosidos y desmentidos - Planetaurbe

8 marzo, 2013
8 mitos sobre la infidelidad descosidos y desmentidos
¿Si fantasea con alguien más me es infiel? Quizás estos datos hagan que le bajes dos y no te sientas tan insegur@ de tu pareja, pero ojo: no alcahueteamos a nadie que no se lo merezca

1. No hay persona que no sea infiel

No te engañes así: decir que todo el  mundo es infiel es la excusa de todos aquellos que han caído en la tentación. No, quizás (sólo quizás) no merezcas arder en las llamas eternas, pero eso de andar justificando tus fechorías con una excusa tan barata como “todo el mundo lo hace” es de gente poco seria. Si bien se ha descubierto que hay factores genéticos que podrían incrementar la tendencia a ser infiel, la realidad es que el concepto de fidelidad es una cuestión social que aprendemos en la familia y corregimos a través de los años.

2. Montar cachos podría ser bueno porque le daría “un aire distinto” a la relación

Parece mentira, pero hay quienes opinan así. La verdad es que no, no necesariamente. Hasta dicen que experimentar uno que otro affair podría hacerte reflexionar y valorar la relación de noviazgo o matrimonio que tienes pero si eso fuese así, la infidelidad no sería la primera causa de divorcios en todo el mundo.

3. Si te es infiel, no te ama

Es normal, es lógico que pienses que si tu pareja te fue infiel eso significa que ya no te quiere o ya no le gustas. Sin embargo, el infiel puede amar profundamente a su pareja y al mismo tiempo sentir deseo sexual por otra persona.

Puede que parezca contradictorio, pero el problema aquí no es el deseo por otra persona: es la ejecución de la traición lo que quiebra la confianza.

4. Eres infiel porque ya no eres feliz con tu pareja

Aquí no podemos dar respuestas absolutas. Por un lado, vemos que la mayoría de las mujeres confiesan que han sido infieles porque no estaban contentas con su relación de pareja, mientras que los tipos aceptan haber engañado a sus chicas pese a ser felices con ellas.

Pero, tendencias son tendencias y no todo el mundo está condenado. Ojo con eso.

5. Si te ha sido infiel, volverá a serlo

Sí es cierto que una persona que va por ahí montando cacho tras cacho difícilmente (entiéndase: difícilmente) podrá cambiar este comportamiento. Pero si hablamos de una persona que experimenta esto por primera vez, quizás (sólo quizás) se le haga más fácil rectificar el camino y no volver a hacerlo.

El problema está en si el afectado puede o no perdonarlo. Es básico hacerle saber al otro el daño que ha causado e intentar buscar entre los dos la solución adecuada para regresar al buen camino, sin más afectaciones en su relación.

Un profesor una vez en clase nos planteó una metáfora sobre las relaciones bastante cursi, pero con mucho sentido y viene bien retomarla en este punto. Decía algo así:

Una relación es como un puente de cristal, cada vez que una de las partes atenta de alguna manera en contra de  ella, agrietarás el puente, debilitándolo. No hay manera de tapar las grietas, tú decides si caminar sobre ellas (confiar) o no. Si decides perdonar/continuar, debes ser capaz de hacerlo sin retomar esas experiencias negativas con cada oportunidad que se te presente porque sino terminarás creando heridas nuevas que sólo harán que la relación sea cada vez más débil

Claro, hay que saber elegir a quién se le perdona qué, para eso nos basamos en la historia de la relación. Y si por completo no crees que puedas dejar las cosas atrás, lo mejor es que declares el fin de la película, cuanto antes, mejor.

6. Si no hay sexo, no hay pecado

“Ay que fueron unos besitos nada más, no significa nada” Ajá ¿y si además de eso se escriben mensajitos todo el día? ¿o ve más películas con la/el otro/a que contigo?  Ser infiel no sólo significa tener encuentros físicos o sexuales con alguna otra persona que no sea tu pareja, también puede implicar una serie de actos que no precisamente tienen que ver con este tipo de intercambios.

Hay algo que por ahí llaman “infidelidad emocional” que consiste en establecer conexiones sentimentales y emocionales con algún otro, coquetear y así, instaurar un juego en donde te veas involucrado/a con un tercero en discordia.

Mátense ese piojo en la cabeza (para los que dicen “ay él/ella es mi amigo/a”):

¿Tu pareja sabe que le escribes tanto a esta “amistad” tuya? ¿Tu pareja sabe de todas las veces que te ves con esta “amistad” tuya? ¿Tu pareja por lo menos sabe de la existencia de esta “amistad” tuya?

Si respondiste no a alguna de las preguntas: ¡A LOS LEONES!

He dicho.

7. Los hombres son quienes más cometen infidelidades

Sí, hace algunos años sí, pero con el asunto de la liberación e la mujer y eso, vemos que hoy día un 40% de las mujeres reconocen haber engañado a sus parejas mínimo en una ocasión.

8. Quien fantasea es un infiel

Para nada.

Si piensas que si tu pareja fantasea con alguien más es porque está dando  “el primer paso hacia la infidelidad”, renuncia definitivamente a tener una relación seria: hay cosas como porno y masturbación ¿Que están penadas en muchas religiones y culturas? Sí, pero cada quien es dueño de su mente… y de su cuerpo.  En dos platos: lo que cada quien hace solit@ dentro de la ducha, se queda en la ducha (:

Ahora, calma. Los expertos en el tema recomiendan incluso imaginarse cositas con otra gente, así es más fácil vencer las tentaciones y reavivar una relación.

con info de Periódico24

opinan ustedes

¿Qué te perdone yo? ¿Que te perdone? Como si fuera yo el Santo Cachón…

Si leíste hasta aquí, ALGO tienes que decir. Desahógate, comenta y si puedes/quieres responde:

¿Perdonarías un cacho?

Y a los que piensan responder con un “depende” digan de qué, por favor.

facebook comments: